La edición impresa y las dificultades del autoeditor

La impresión de libros para su venta es uno de los grandes problemas a los que se enfrenta un escritor indie

Uno de los problemas habituales que se suelen encontrar los escritores nóveles y los autoeditores es el de imprimir su libro para poder vender ejemplares firmados a su gente o en una presentación. Y muchos pensarán que la venta bajo demanda y Amazon tienen la solución, pero esto no es del todo cierto, y la mayoría de las imprentas y reprografías no hacen tiradas cortas o, si las hacen en digital, cobran demasiado cara la impresión.

Así que nos encontramos que, si queremos vender firmados nuestros libros, tenemos que comprar en la web de Amazon como si fuésemos los lectores a los que queremos dirigirnos y de esas adquisiciones obtener como único beneficio los royalties correspondientes, y nada más. Además, si no poseemos una cuenta premium tendríamos que pagar los gastos de envío, lo cual encarece bastante la operación. La suma de estos factores significa una gran putada para el escritor, pues lo que a él le gustaría es poder tener un buen número de ejemplares a precio de mayorista o fabricante y poder obtener mayor rentabilidad de esas primeras transacciones.

A todo ello, hay que sumarle los gastos de envío en el caso de que quiera enviar ejemplares firmados a otros puntos del país. Ya prácticamente no le sacaríamos ni el beneficio de los royalties. Y si de gastos de envío hablamos, también habría que mencionar que los compradores no pagan el precio del libro sin más, si no tiene cuenta premium hay que sumarle algunos euros, por lo que, si habíamos pensado que poner 12 € de PVP nuestro ejemplar de 300 páginas era dejarlo en un magnífico precio, nos encontramos que el valor de la operación no es el del libro en sí, pues con los gastos de envío se nos va al precio de un artículo de editorial en cualquier librería. ¿Pero no lo habíamos puesto en Amazon barato para que le saliese a buen precio al público? ¿No dicen que las ventas por Internet son más económicas por cuestiones de impuestos y esas cosas? Pues parece que no.

Así que nos encontramos con que el futuro lector tendrá que pagar un precio de libro de editorial en librería física por un autoeditor desconocido, y sin la garantía de calidad para el lector de los servicios editoriales de corrección, maquetado y edición, que en la mayoría de las ocasiones no tienen sus obras porque los escritores no pueden costearlos. Esto no facilita al autor las ventas online.

Así que, si sumamos todos estos aspectos no parece que Amazon sea la gallina de los huevos de oro para el autopublicador. Pero, ¿y si hubiese otra alternativa a Amazon más atractiva para el escritor?

Si resides en España te ofrezco una alternativa diferente

Si eres escritor y eres residente en España estás de suerte, porque gracias a los proveedores con los que trabajé durante el periodo de El Salto Editorial puedo ofrecer a los escritores unas condiciones francamente mejores de las que podrán encontrar en Amazon.

Diseñado por Freepik

Le ofrezco la posibilidad de realizar tiradas muy pequeñas para sus ventas personales y eventos, con beneficios cercanos al 70% (depende del número de páginas y el PVP que le haya puesto el autor al libro) y sin gastos de envío. Suena bien eso de poder tener un pequeño stock para esas ventas directas y sacarles mucho más que el royalty de Amazon. Y libros con solapas, que ya sabemos que dan un puntito extra de calidad que en Amazon o Createspace no ofrecen.

Pero no solo eso, también la posibilidad de contar con una librería que podrá distribuir en España a los lectores que compren en ella sin gastos de envío y por la que el autor podrá obtener hasta un 50% del PVP de beneficio (siempre dependiendo, como he comentado antes, del número de páginas y el PVP asignado). El lector que compre no tendrá que sumar el plus de transporte.

Además, todo aquel autor que decida usar la plataforma, tendrá jugosos descuentos en servicios editoriales, para que tener un libro de calidad editorial no sea una inversión casi inalcanzable.

¿Y para los compradores de fuera de España? Se desviará al punto de venta del libro en Amazon.

Suena bien, ¿verdad? Muy pronto seguiré hablando del tema. Aunque, si hay alguien interesado, que me mande un email y le cuento más detenidamente.

Un abrazo y hasta el siguiente post!!

Anuncios

La importancia de implicar al lector

El buen futuro de un autor novel pasa por la necesidad de que sus lectores se impliquen

Cuando estás empezando, cuando no te conocen más que en el portal de tu casa y has escrito un libro que quieres publicar en el que has vertido un montón de esperanzas, normalmente no eres consciente de la importancia que van a tener los primeros lectores de tu novela.

El escritor de hoy, además de cuentahistorias, ha de ser comercial de su propio libro, y dentro de las actividades de venta que se le suponen a un comercial hay otra absolutamente vital, la de conseguir implicar al lector en la promoción.

Que no te dé miedo pedir, échale cara

Ya no sirve que solo lean el libro, necesitamos que colaboren, compartan, comenten en plataformas y redes sociales, además de recomendarlo de todas las formas posibles. Es necesario que cale el mensaje de: ‘si te gusta lo que hago y te gustaría leer más escrito por mí, AYÚDAME A CRECER’. Probablemente nuestros activos más importantes en este sentido son nuestros allegados: familia y amigos. Si conseguimos que un 80% de ellos nos eche una mano comentando, reseñando, compartiendo y recomendando en plataformas de venta o redes sociales como Amazon, Goodreads, Facebook o Twitter, nos estarán dando un importantísimo empujón.

Diseñado por Freepik

Hoy en día, prácticamente todo el mundo busca información y opiniones de compradores de un producto antes de hacerse con él. Tanto si es para invertir en un coche como para adquirir un libro. Necesitas tener cierta seguridad de que el desembolso va a merecer la pena. De ahí que las reseñas de blogs literarios y los comentarios y recomendaciones sean tan importantes para el escritor. Porque ya no serás tú el que quiera vender la moto, son los demás los que le están diciendo al mundo que lo tuyo es de buena calidad. Y la percepción cambia, pues ya no hay un interés directo y subjetivo.

El que no llora no mama, así que hay que apostillar en todo momento a los lectores que necesitamos que nos hagan ese pequeño gran favor. Lo podemos hacer en el interior del libro, en la publicidad, en los concursos que hagamos para estimular la difusión o recordándoselo en persona cuando lo regalemos o vendamos en mano. Intentad siempre que el futuro lector se implique y habréis dado un pequeño gran paso.

Diseñado por Freepik