Un recuerdo y Sinéad O’Connor

Hace muchos años ya —increíble cómo pasa el tiempo—, recuerdo un viaje de esos que dejan una huella profunda. Y la dejó por muchos motivos: por ser una de las primeras vacaciones que salía de Coslada con mis colegas, a un apartamento en Oropesa del Mar (Castellón); por lo divertidísimo que fue y por la gente con quien lo compartí y que ya hace años perdí la pista en su mayoría, pese a las redes sociales. La vida pasa y separa lo que a veces pensamos que nunca podrá desunirse, hasta el punto de dejar todo aquello en vagos recuerdos rememorados, a duras penas, con nostalgia. Qué bien me lo pasé.

Y entre otras cosas fue especial porque mi amigo Ángel me descubrió durante el trayecto en coche, al abrigo de la madrugada, un disco que se me clavó profundamente en el corazón: ‘Faith and Courage‘ de Sinéad O’Connor. Yo no conocía demasiado a la cantante, a pesar de su dilatada carrera y ese ‘Nothing Compares 2 U’ que ya es historia de la música, o por la sonada noticia de cuando rompió la foto del papa Juan Pablo II en uno de sus conciertos. El caso es que me impactó hasta el punto de pedirle que me lo copiara, necesitaba escucharlo más veces, sobre todo la canción ‘Jealous’, un tema que, cuando entonaba los últimos acordes, dejaba en mí la misma sensación que al yonki la falta de crack.

Ha llovido mucho desde entonces, el tiempo devora vidas con insaciable voracidad, llevando al olvido a las personas que un día lo fueron todo y que hoy solamente llegan a nuestros ojos u oídos por una esquela en el periódico, una desgraciada enfermedad o una columna en el apartado de sucesos.

Eso mismo me ha ocurrido al leer la noticia de que la cantante ha vuelto a subir a las redes sociales un mensaje con tendencias suicidas ( Sinéad O’Connor publica un vídeo en el que dice tener “tendencias suicidas” – vía El País)—uno más—, denunciando su situación de desamparo provocada por el alejamiento de las personas más allegadas, achacada esa separación a su enfermedad mental (está diagnosticada de síndrome bipolar). Una enorme sensación de pena me ha invadido al pensar que no hay persona libre de infortunios, da igual cuan increíbles nos parezcan sus vidas a través de las distorsionadas lentes de los medios de comunicación. Hay talentos que deberían pervivir al tiempo y a la enfermedad, para que siguiesen creando y haciendo magia de forma infinita, para encogernos el corazón o elevarlo al éxtasis con su arte. Ojalá se solucione su situación y la felicidad llegue a su vida.

Anuncios

Autor: carlosvenegasdc

Ilustrador, diseñador gráfico y webmaster, realizo también servicios editoriales (corrección ortotipográfica y de estilo, maquetado para ebook e impreso y diseño de cubiertas). Community Manager, redactor de contenidos y aprendiz de SEO. Alegre, entusiasta y soñador. Me encanta escribir y dibujar.

2 comentarios en “Un recuerdo y Sinéad O’Connor”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s